lunes, 19 de septiembre de 2016

Las Ojeras hereditarias y genéticas


Tal vez padezcas de ojeras o bolsas sobre los ojos por una cuestión genética. Quizá tus padres, abuelos o tío tenían esa característica. Si ese es tu caso, quizá las ojeras o bolsas aparezcan en la juventud temprana. No te desmoralices, hay mucho que se puede hacer entonces para corregir, disimular y hasta disminuir las ojeras o bolsas.

Un modo de disimularlas es utilizando un corrector de ojeras. Debes elegir un tono similar al color de tu piel para que no se note la diferencia y más importante aún, para disimular las ojeras del contorno de tus ojos. A veces, con un buen descanso reparador es suficiente, pero si aún así no consigues hacerlas desaparecer o peor aún no tienes el tiempo para descansar bien, los correctores suelen ser muy efectivos.

No obstante esto, hay algunas soluciones muy naturales, nada nocivas que pueden ayudarte. Prueba aquella que más te guste o la que esté a tu alcance.

Una de ellas es batir un huevo y aplicarlo con un pincel bajo tus ojos. Algunos optan por mezclar el huevo batido con glicerina, sin embargo muchos cosmetólogos afirman que con el huevo batido ya es más que suficiente.

Los cubitos de hielo o las compresas de té de manzanilla bien fríos son excelentes para activar la circulación sanguínea. Algo que también puede ayudar para dicho fin es hacer masajes suaves alrededor del contorno de ojos para que la circulación se active.

Los aceites son muy buenos para el contorno de los ojos, el aceite de almendras, el aceite de lavanda son potentes correctores y eliminadores de ojeras y bolsas.

Estos son algunos de los ingredientes caseros que puedes empezar ya a usar para que aunque tus ojeras sean hereditarias, puedas eliminarlas.